COMERCIANTES Y AUTONOMOS UNIDOSPROPONEN MORATORIA DEARRENDAMIENTOS

UPTA y Euskaldendak presentan la plataforma “No al cerrojazo. Afectados de la LAU”.

UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Euskadi) y EUSKALDENDAK

(Confederación de Asociaciones de Comerciantes, Hosteleros y Empresas de Servicios de

Euskadi) han presentado hoy en Bilbao la plataforma conjunta “NO AL CERROJAZO.

AFECTADOS POR LA LAU”.

Esta plataforma obedece al cambio legislativo que supone la supresión de la prórroga en los

contratos de arrendamiento de los locales arrendados bajo el auspicio de la Ley de

Arrendamientos de 1964, por un plazo de veinte años a contar desde la entrada en vigor de la

actual ley.

Cambio que “unido a una crisis económica sin precedentes que ha impedido a muchos

comercios adaptarse” -según el vicepresidente de Bizkaidendak y hoy portavoz de

Euskaldendak, José Feijoo- “el día 1 de Enero de 2015 producirá el cierre masivo de cientos de

empresas fuertemente arraigadas en nuestras ciudades, que se verán obligadas a negociar un

nuevo contrato de arrendamiento, con un incremento de renta de tal magnitud, harán inviable

su supervivencia”.

Las consecuencias estimadas por UPTA y Euskaldendak serán:

 Cierre de más de 200.000 empresas en todo el Estado de, al menos, 30 años de

antigüedad. De estos cierres se prevé un aproximado de 12.750 empresas en el

conjunto de Euskadi.

 Más de 300.000 personas, de edad media avanzada, se verán avocadas a la pérdida de

su puesto de trabajo, engrosarán las filas del paro y, difícilmente, podrán

reincorporarse a su vida laboral. Datos que en el conjunto vasco podrían concretarse

en la pérdida aproximada de 15.000 empleos directos tanto de autónomos como de

trabajadores asalariados.

 Desertización de las ciudades con la consiguiente degradación urbanística de sus

principales ejes comerciales.

 El consumidor perderá la atención personalizada, sufrirá un encarecimiento de los

precios y verá limitada su posibilidad de compra de proximidad.

Dado que estas consecuencias se derivan de la vigente Ley 29/1994, esta plataforma

constituida para trabajar en todo el Estado pretende, según el secretario general de UPTA

Koldo Mendez “instar al gobierno a modificar la Disposición Transitoria Tercera de la LAU

29/1994” para que prevea un “régimen transitorio de estos contratos de arrendamiento de

local de negocio consistente en una nueva moratoria de diez años en todos los casos, por lo

que la extinción de estos contratos sería a los treinta años de la entrada en vigor de la LAU

29/1994. Al inicio de este régimen transitorio de 10 años, se procedería a una actualización de

la renta por la diferencia entre, por un lado, el incremento de los últimos veinte años del IPC

de arrendamientos urbanos a 31/12/2014 y, por otro, el incremento del IPC general ya

aplicado. A partir de esta fecha se utilizaría como índice corrector el referido IPC de

arrendamientos urbanos anual corriente.”

Asimismo, desde la plataforma proponen la constitución de una “línea oficial de crédito para el

traslado, reforma y adaptación de locales para empresas afectadas por la finalización de la

moratoria, durante la prórroga de la misma, en atención a la situación de grave crisis

económica”.